1. Valida la experiencia laboral.
  2. Permite la especialización.
  3. Ayuda a complementar estudios previos, formando un profesional integral.
  4. Aumenta el campo laboral y el nivel de empleabilidad.
  5. Posibilita optar por cargos más altos, con una mejor renta.
  6. Se desarrollan habilidades en las que se tienen debilidades.
  7. Faculta acceder a más programas de postgrado.
  8. Otorga una ventaja ante otros profesionales.
  9. Permite independizarse y/o emprender.
  10. Es una fuente de contactos profesionales.