La importancia de la informática en las empresas no se discute, pues de ella depende en muchos casos la operación diaria, la optimización de recursos de todo tipo y la protección de datos sensibles.

Importancia de la informática en las empresas

En medio del acelerado proceso de transformación digital que se vive, pensar en una organización que funcione sin un equipo de ingeniería en computación e informática y universidades en que este no sea uno de los programas más demandados es casi improbable.

Ya en enero de 2019, el sector de tecnología, en el que se inscriben el desarrollo de software y aplicaciones móviles, así como la ciencia de datos había generado el 14% de la oferta de empleo que no existía 15 años atrás.

Actualmente el campo de la ingeniería informática no es solo uno de los que ofrece mayores posibilidades de encontrar empleo, sino que juega un rol esencial en la disminución de la brecha digital.

Además, es una de las profesiones mejor pagadas. Según datos de MiFuturo el salario promedio de un ingeniero informático en Chile puede superar el millón de pesos a los 4 años de egreso de la carrera.

Importancia de la informática en las empresas

Algunas de las funciones que dependen de las competencias del equipo informático en las empresas son las siguientes:

  • Automatización de procesos: la labor de los profesionistas del área es generar soluciones destinadas a mejorar la experiencia del usuario, tales como pagos, servicios de facturación y control de almacenes, lo que representa un ahorro de tiempo y dinero. Esto permite a los colaboradores mantenerse enfocados en lo estrictamente relacionado con el producto o servicio de la empresa.
  • Coordinación de personal: un ingeniero informático tiene la capacidad para desarrollar sistemas que  faciliten delegar tareas y organizar equipos de trabajo, incluso cuando los miembros estén colaborando de manera remota en zonas geográficas distintas. Además, los sistemas que desarrolla permiten sincronizar las actividades de manera que cada miembro del equipo esté al tanto de cualquier modificación que se realice en un archivo o proyecto común. Estas funciones se llevan a cabo de inmediato y son altamente intuitivas.
  • Protección de datos: otra de las tareas fundamentales de un ingeniero informático es desarrollar sistemas de ciberseguridad que no únicamente mantengan los datos de la empresa a salvo de amenazas virtuales, sino que también resguarden la información de clientes, proveedores y colaboradores.

La capacidad para generar soluciones de software, encargarse de su implementación y mantenimento son algunas de las habilidades de un informático que garantizan oportunidades de crecimiento profesional, por ejemplo, en el diseño y evaluación de proyectos relacionados con las tecnologías de la información.

El campo ocupacional es amplio, especialmente en Chile, el país con mayor consumo de tecnología computacional en Latinoamérica.

Sin embargo, debido a la constante innovación tecnológica, también está entre las carreras que presenta mayor exigencia de aprendizaje continuo y perfeccionamiento de las habilidades de un informático.

De ahí que, en cuanto a estudios como Ingeniería en computación e informática, universidades de todo el mundo ofrezcan alternativas de profesionalización.

En el caso de la UNAB, la propuesta consiste en una formación dirigida a personas que ya cuentan con un título universitario y una trayectoria laboral, pero desean cursar una segunda carrera o necesitan compatibilizar los estudios con el trabajo.

El Programa Ejectutivo Advance de Ingeniería en Computación e Informática se caracteriza por esta flexibilidad, con clases que se imparten de manera presencial tres veces por semana en horarios que no generan empalmes con los de la jornada laboral.