La continuidad de estudios puede ampliar tus fronteras

En medio de un mundo globalizado, las exigencias profesionales son cada vez mayores y la competencia es cada día más dura. Las nuevas Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), han interconectado empresas y trabajadores de todo el mundo, eliminando aquellas barreras que limitaban el mercado mundial, desde el idioma y la cultura, hasta la formación académica.

La continuidad de estudios, pese a suponer una inversión de tiempo y energía considerables, representa una ventaja competitiva para profesionales que desean internacionalizar sus servicios y conocimientos, ¿por qué?

1. Surgen nuevas oportunidades laborales

Los programas para la continuidad de estudios permiten que estudiantes titulados en carreras de nivel técnico superior puedan potenciar sus conocimientos y obtener un título de nivel profesional, adquiriendo nuevas competencias, herramientas y habilidades.

El grado de instrucción académica de un profesional certifica en buena medida su nivel de conocimientos ante empresas de cualquier parte del mundo. Frente a una competencia global, un título profesional puede representar un valor distintivo en cuanto a calidad, eficiencia y capacidad.

2. Los conocimientos se actualizan y profundizan

La oferta de valor de un profesional se hace mucho más atractiva cuando sus habilidades y conocimientos se encuentran alineados a las nuevas tendencias, metodologías, procesos y tecnologías. Un programa de continuidad de estudios permite al estudiante renovarse en cuanto a las nuevas herramientas y mejores prácticas que existen en el mercado.

Aunque las carreras técnicas brindan un conocimiento amplio sobre una profesión, es necesario que los estudiantes con miras a internacionalizarse profundicen y se hagan especialistas en su materia, a fin de que puedan contar con las competencias que demanda el mercado global.

3. Se puede aspirar a mejores posiciones

Cada organización modela y funciona bajo sus propios niveles jerárquicos. Quienes asumen las posiciones más elevadas, se caracterizan por haber construido una trayectoria de extraordinaria preparación académica, desarrollo profesional y llena de atributos que ganan con la experiencia y la formación.

Medir los conocimientos de un profesional que aspira a desempeñar cargos gerenciales y ejecutivos es una tarea que requiere de tiempo, energía y precisión. La capacitación académica que ofrece un título profesional simplifica este proceso de validación para las empresas y les permite depositar mayor confianza en las competencias del candidato.

4. Se desarrollan nuevas cualidades

Más allá del conocimiento adquirido en la materia, un profesional titulado demuestra que puede terminar de forma exitosa los proyectos que inicia. La continuidad de estudios refuerza cualidades como la madurez, la disciplina y la responsabilidad, valoradas en todo el mundo.

Además, transmite en el trabajador una proyección de crecimiento profesional que bien pudiese desarrollarse con el apoyo de la empresa, denotando estabilidad laboral y una fidelidad sostenida hacia la organización.una encuesta

En el año 2013, el portal Trabajando.com realizó una encuesta a chilenos, con la cual obtuvo que el 41% de los encuestados tenía o estaba cursando un segundo título, de los cuales, más del 85% de ellos, afirmó hacerlo para crecer más rápido laboral o económicamente. Por lo tanto, no cabe dudas de que optar por la continuidad de estudios se trata de una decisión inteligente con visión de futuro.